Tue. Oct 4th, 2022

    Un despachante de aduana es ese que asesora y asiste en todo lo vinculado al comercio exterior y las aduanas. Te invitamos a leer esta nota de nuestro blog para que conozcas todavía más sobre sus funciones y labores.

    El despachante de aduana es una persona que tiene una licencia para despachar y que actúa como mánager auxiliar del negocio y del servicio aduanero. Además, se encarga de realizar la clasificación de la mercadería, la declaración aduanera pertinente, y la confección y tramitación de los documentos requeridos para las operaciones de comercio exterior. Asimismo, opera en representación de la organización importadora/exportadora o del individuo o ente que lo contrata.

    O sea, el despachante de aduana es una persona de realidad visible, mejor dicho, una persona física, que tiene la labor de hacer en nombre de otros frente al servicio aduanero, diferentes trámites y diligencias que se relacionan con la importación, exportación y demás operaciones aduaneras.

    Algunas de las responsabilidades del despachante de aduana son:

    • Hacer despachos de importación.
    • Asesorar sobre importaciones y exportaciones.
    • Gestionar papeles para importación, exportación o de embarque.
    • Gestionar el trámite de etiquetado de productos.
    • Realizar el seguimiento de la mercancía en el depósito.
    • Tramitar documentación y obtención de certificaciones frente al INTI.
    • Realizar operaciones en regiones francas.
    • Tramitar reintegros por exportaciones.
    • Asesorar sobre devoluciones del IVA a las exportaciones.
    • Clasificar arancelariamente a las mercaderías.
    • Asesorar sobre regímenes especiales, como disminución de aranceles.
    • Intervenir en la importación y verificación de vehículos especiales.

    Para que un despachante de aduana logre desenvolverse como tal, tendrá que estar inscripto en el Registro de Despachantes de Aduana, y para hacer una operación de exportación, tendrá que estar inscripto en el Registro de Importadores y Exportadores.

    Los requisitos para estar inscripto en el Registro de Despachantes de Aduana son:

    • Ser mayor de edad.
    • Tener capacidad para ejercer el negocio por sí mismo.
    • Estar inscripto como comerciante en el Registro Público de Negocio.
    • Tener aprobado el secundario completo.
    • Acreditar conocimientos específicos en materia aduanera en los estudios teóricos y prácticos que se establezcan para tal fin.
    • Acreditar domicilio real.
    • Constituir domicilio particular en el radio urbano de la aduana en la que ejercerá su actividad.
    • Acreditar la solvencia necesaria y conceder a favor de la Dirección Gral. de Aduanas una garantía en seguridad del fiel cumplimiento de sus obligaciones, de conformidad con lo que determine la reglamentación.

    Además de consumar con las responsabilidades y labores mencionadas, es fundamental que el despachante de aduana tenga enorme entendimiento sobre el Código Aduanero y las múltiples leyes complementarias y reglamentaciones particulares que hacen que, en caso de que ocurra cualquier problema o problema, el profesional logre resolverlo con velocidad y de forma idónea, siempre actuando a favor de quien lo contrata aunque sin recurrir en faltas contra el erario.

    El papel del despachante de aduana es importante y contratar a una persona que se dedique profesionalmente a guiar y asistir en todo lo vinculado a las aduanas provee una enorme ventaja, debido a que este tiene seguridad jurídica debido a que tiene conocimientos en negocio exterior.

    Actualmente son muchas las organizaciones que se dedican a la importación y exportación de varios bienes y servicios, y la mayor parte de estas cuentan con orientación de despachantes de aduana, ya que, como se expuso, conocen los diferentes regímenes aduaneros y una y otra vez estan informándose y actualizándose sobre nuevas medidas.

    Leave a Reply

    Your email address will not be published.