Fri. Jul 1st, 2022

    Una fórmula tradicional sin embargo rabiosamente cool se abre paso en medio de las tendencias más elegantes de la primavera.

    De esta forma se lleva el chaleco y pantalón de vestir que sustituirá al traje sastre a lo largo del entretiempo y que necesitarás ponerte casi a diario.

    Lejos de correr la suerte de las otras tendencias de moda efímeras, el chaleco de vestir es una de aquellas partes del armario varonil que curiosamente ha transcendido más allá de una temporada y su uso se viene consolidando en diversas fórmulas de estilo que bien podrían evocarnos los looks de Diane Keaton en “Annie Hall”.

    Desde incorporarlo como un factor más del outfit hasta llevarlo de forma natural como si fuera un top o blusa con lo demás de prendas comunes del armario, pero esta primavera reflorece una conjunción fresca y paralelamente formal que igual sirve para visitar la oficina a trabajar que para cada una de aquellas citas de tiempo libre en las que se desea alzar el grado: el dúo de chaleco y pantalón de vestir, o más formalmente denominado traje sastre con chaleco.

    Algo que, si se viene observando de forma descriptiva, las prescriptoras de moda se habían afanado en integrar como parte de sus estilismos más cool, ya dos temporadas atrás.

    ¿Y entonces qué hay otra vez en este combo atemporal tan fresco y ganador? Si bien los recursos que lo componen siguen respondiendo a patrones tradicionales y predominantemente masculinos como el pantalón de pinzas, tenemos la posibilidad de hallar atisbos de novedad en las texturas, colores y nuevos registros que explora, junto con accesorios, que juegan un papel importante de acuerdo con la onda que se le desee ofrecer.

    Y todo ello haciendo que un sencillo y atemporal traje sastre con chaleco (con o sin blazer a juego), sea una de las apuestas más interesantes para nutrir el armario de la primavera/verano de 2022.

    Mientras tanto que el pantalón conserva su esencia boyish por medio de las pinzas, el chaleco de esta primavera es algo más corto y de hechura sutilmente más oversized y entallado a la figura, llevando bolsillos o no, sin embargo de manera definitiva de lo que no puede desentenderse es de los tradicionales botones, como piezas indisolubles de los conjuntos de 2 (o tres) partes que cada una de las amantes del estilo sastre varonil van a querer interpretar.

    ¿Es posible configurar looks diferentes con las mismas partes, tanto de corte formal como más relajado? Claro que sí, la clave, de nuevo, consiste en los accesorios y en el estilo exclusivo y singular que proyecte cada individuo en el momento de llevarlas.

    Fichamos ciertos de los estilismos más laureados en el street style y las redes sociales.

    Sobre una camisa blanca

    Sin lugar a dudas, resulta lo más inteligente en aquellos tiempos primaverales incipientes en que aún no se tienen todas consigo porque todavía hace fresco: una camisa blanca es algo que todas tienen en el guardarropa y de manera natural es el aliado del chaleco y pantalón sastre.

    Ideal para: Visitar la oficina o si el puesto no es bastante formal, una vez que hay necesidad de alzar un poco más el registro.

    Chaleco dentro del pantalón con cinturón

    ¿Quién mencionó que el chaleco debía llevarse por fuera del pantalón? En moda las normas se rompen y este sencillo gesto de meter el chaleco por dentro del pantalón como si fuera un top nos ha dejado embelesadas.

    Obviamente, un cinturón de piel con hebilla dorada es lo faltante para tejer una completa idealidad.

    Ideal para: Una comida con amigas.

    Chaleco + pantalón azul marino

    En lino o sarga azul marino, en realidad no es necesario muchísimo más para deslumbrar en clave varonil.

    Ideal para: Salir a tomar algo al atardecer con unas sandalias planas o mules con taconcito.

    Chaleco + pantalón sastre crudo con sneakers

    Prueba a llevarlo con tus sneakers preferidas: el resultado final te sorprenderá.

    Ideal para: Cualquier proyecto relajado con los peques o los amigos.

    Con blazer a juego

    Para ir sobre seguro, nada mejor que apostar por una americana a juego para abrigarse. En muchas marcas encontrarás el blazer que le falta a tu grupo de cabecera esta temporada.

    Ideal para: Un acontecimiento de tarde arreglado con zapatos o sandalias de tacón.

    En beige con bolso tradicional de asa corta

    Si te apeteciera darle un giro más lady, apuesta por un bolso tradicional de asa corta y unas gafas cat eye en carey.

    Ideal para: Un brunch con las amigas.

    En beige con bolso de cuentas y sandalias planas

    Otra vuelta de tuerca es apostar por el toque veraniego de unas sandalias de cuero planas y un bolso de cuentas de madera o de fibras naturales.

    Ideal para: Un evento veraniego en la ciudad.

    Chaleco con vaquero del mismo color

    ¿A que no sabías que un chaleco de vestir además puede ser deliciosamente relajado? Si se combina con un vaquero del mismo tono, conseguirás el mismo impacto uniforme del traje sastre pero con un punto más casual.

    Ideal para: Los planes más relajados de la temporada con sandalias planas, zuecos, sneakers…

    Todo al blanco

    El blanco es para el verano, de esta forma que hazte eco de la narrativa más estival con un grupo del todo en blanco.

    Ideal para: Un acontecimiento particular de mañana o tarde.

    Chaleco + pantalón de color

    No todo son colores neutros y minimalistas, incorpora colores vibrantes para ofrecer alegría a los estilismos con chaleco y pantalón varonil como el verde o el rosa fucsia.

    Ideal para: Un evento cultural de tarde.

    Chaleco + pantalón raya diplomática

    El look dandy en todo su esplendor: chaleco, pantalón de vestir y raya diplomática. Para darle un toque femenil, apuesta por un mini bolso de asa corta.

    Ideal para: Una cita particular.

    Leave a Reply

    Your email address will not be published.