Thu. Aug 18th, 2022

    Los desayunos de trabajo son una sorprendente iniciativa, ya que puedes combinar una reunión a primera hora durante el desayuno, y tienen la ventaja de que los asistentes se encuentran más frescos y receptivos. Puede parecer banal, pero el aporte de glucosa y la hidratación que aporta esta primera comida, son imprescindibles para tener una mayor concentración.

    En términos profesionales un desayuno de trabajo es ideal para reuniones informales con los medios de comunicación, empresarios, empleados, alumnos, etcétera. o sencillamente para salir de la rutina y motivar a los grupos de trabajo.

    Horario

    Aunque dependa mucho de las prácticas de cada país, principalmente suele ser desde las 7:00 – 7:30 horas, hasta las 10:00, alrededor de.

    Duración

    Este tipo de desayuno no debe superar los 45 min o la hora. Aunque pueden alargarse dependiendo de cuántas personas lleguen, y si el asunto a tratar lo pide. Eso sí, más de 3 horas, no es lo más adecuado.

    Sitio ideal

    Puede ser en nuestra compañía, en un lugar adecuado, o fuera de ella, en un café o un hotel. Procura que el salón que ocupes posibilite trabajar y se encuentre libre de distracciones.

    La comida

    Las posibilidades son infinitas, y todo dependerá de tus gustos o del entorno, aunque lo aconsejable es que sea algo sencillo y rico, que evite que los asistentes pierdan la atención al trabajo por estar más pendientes de la comida. Debes hallar un equilibrio.

    Hay posibilidades “estándar” que pueden permanecer realmente bien, estas son las más conocidas:

    Desayuno continental: es una comida ligera que suele servirse a modo de buffet, consta de café, chocolate o té con o sin leche, pan brioche o croissants, tostadas con mantequilla y mermelada. Pan de diferentes clases, quesos, embutidos, yogures, fruta y cereales.

    Desayuno americano: Este se caracteriza por dar mayor diversidad de proteínas y platos más realizados. Consta de: café, leche o té, pan, huevos y carne. Los huevos pueden ofrecerse revueltos, al agua, en tortilla o fritos, solos o con alguna verdura. La carne se muestra como salchichas asadas o tocino. Un forzoso son los panqueques con diferentes mieles. Yogurt y cereal.

    Desayuno Buffet: se caracteriza por tener una diversidad vasta de posibilidades en libre servicio. Engloba casi todo lo que te puedas imaginar relacionado a platos «tradicionales» de desayunos: huevos, frutas, cereal, panes de diversos tipos y bollería entre otros. La ventaja en esta alternativa es que puedes colocar tu toque personal y hacer algo distinto.

    TIPS

    #1 Si hay invitados especiales o extranjeros es una buena iniciativa que el desayuno se adapte, como muestra de cortesía, a los gustos de dichos invitados.

    #2 Procura que los individuos que participen o se encuentren al mando de guiar la reunión, midan sus tiempos de participación para no alargarse más de la cuenta. También habrá momento de preguntas y dudas, es fundamental prestar atención al tiempo transcurrido y colocar un límite.

    #3 Para el desayuno continental no se necesita que pongas mantel de una parte, puedes utilizar particulares. Las servilletas pueden ser tipo cóctel, y puedes ponerlas en diversas regiones de la mesa para que los asistentes las alcancen.

    #4 En el resto de posibilidades de desayuno, por ser más formales, se necesita colocar un mantel de una parte. Usa servilletas un poco mayores que en el desayuno continental.

    #5 Para desayunos en los cuales se consultarán documentos y se utilizarán computadoras, te proponemos que optes por las posibilidades servidas y no un buffet.

    #6 Finalmente, sin embargo quizá lo más relevante, recuerda elaborar una agenda específica y apégate a ella para no prolongar la reunión.

    Si estas interesado en disfrutar del servicio de desayunos a domicilio para empresas de Piccadely, puedes contactarte accediendo al enlace y así podrás disfrutar de los mejores desayunos corporativos.

    Leave a Reply

    Your email address will not be published.